mbx_taller

7 PILARES CONSTITUTIVOS DE UNA ESTRATEGIA DE MARCA DE ALTO POTENCIAL DE NEGOCIO

01. Propósito movilizador

 

Un propósito movilizador es una fuente de energía derivada de la pasión por hacer las cosas. Es pasión debe excluir el ganar dinero como motor, sino que debe pertenecer al terreno de lo que realmente nos importa y significa para las personas. Cuando existe conexión entre la pasión/energía de una marca con los usuarios y/o colaboradores (internos y externos; B2B o B2C, Directorio, etc.), entonces tu marca ya esta en un terreno fértil para construir un negocio sostenible.

 

 

 

02. Sólidas definiciones estratégicas de marca 

 

Si tu pregunta es como hacer que un propósito movilizador sea buen negocio, entonces debes partir por elaborar 3 definiciones estrategias adicionales: Cual es tu diferenciación única, Qué la sustenta y Cómo debe ser tu marca en cuanto a su personalidad, tan detallada como si fuera una persona. El mercado nos enseña muchas empresas y marcas en un mismo territorio movilizador de propósitos, pero solo aquellas con una diferenciación única demostrable y que se comporte y comunique en sus relaciones con su personalidad distintiva, captará la demanda y la pasión de sus clientes y potenciales clientes.

 

 

 

03. Gran equipo

Muchas empresas focalizan su actuar de negocios en líneas operacionales visibles como lo pueden ser Ventas, Marketing, Inversiones, sin embargo descuidan el rol de la cultura de sus colaboradores internos. Si tu empresa crece y sientes síntomas como que todo pasa por ti, que se repiten problemas, o que sientes que tu equipo puede dar mas, entonces debes abordar programas de cultura que deriven desde tu “nueva” estrategia de marca.

 

 

 

04. Gran y diferente propuesta de valor

Si bien tu marca puede contar con una diferenciación única, esta ventaja solo será maximizada si Toda tu propuesta de valor es significativa para tus clientes. Con esto nos referimos a más detalles, pero no por eso menos importantes. Aquí, debes considerar dimensiones como Experiencia de usuarios en Plataformas digitales, Bajada en forma y fondo a canales de comunicaciones de tus acciones y mensajes claves, Arquitectura de Marca para el desarrollo coherente en el tiempo de productos y servicios, El diseño de la espacios interiores o exteriores que articulen o fortalezcan la propuesta de valor, El posicionamiento de precios y estructura servicios anexos entre otros.

 

 

 

05. Posicionamiento de precios deseados y resultados

 

Es una realidad que una marca líder puede definir una posición de precios que cumple las expectativas para el logro de los resultados. Ya sea que tu posición de precios sea Premium, Competitiva o líder en costos, si estos precios no están sustentados por la correcta ejecución de los 4 puntos anteriores, la combinación Volumen – Precio que conforma los ingresos de cada empresa, no llegarán, desviando los esfuerzos comerciales y los recursos a “promocionar” pero no lograr lealtad de clientes.

 

 

 

06. Expresión de tu marca

 

Un claro síntoma que la estrategia de marca no está correctamente definida y ejecutada, es la no satisfacción de los equipos internos, respecto de lo que mal se denomina, las herramientas de marketing. Ejemplos como: Presentaciones de empresa diferentes dependiendo del quien la usa, Páginas web desactualizadas y en clara desventaja respecto de la competencia, diseños de etiquetas o packaging que no cumplen las expectativas de compradores o tienen desempeño comercial sub aprovechado, reuniones permanentes de creación de contenido táctico y estratégico, etc. Todo es diseñable para Expresarse bajo el alero de una estrategia de marca ganadora, conectando eficiente y auténticamente con tus clientes, usuarios y colaboradores.

 

 

 

07. Experiencia de cliente

 

Cuando un negocio se encuentra en un territorio, categoría o modelo de negocios común o con menos elementos de diferenciación, entonces tener definida y ejecutada la Experiencia de Clientes, puede ayudarte a configurar y dar vida a tu estrategia de marca en una dimensión mas intangible que el productos o servicio en si mismo. Piensa en el viaje actual que realiza tu cliente, clasifícalo por el estado de avance en tu funnel de conversión a ventas y luego define un viaje de experiencia aspirado que derive y se alimente de los elementos constitutivos de tu nueva estrategia de marca.